La importancia de la pintura en el exterior de tu hogar

101 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 100 Email -- LinkedIn 1 101 Flares ×

La importancia de la pintura

Parte del mantenimiento a tu casa es la pintura, tener la casa pintada es importante ya que es el acabado final que no solo embellece sino que protege tu hogar.

Cambiar el color de los muros exteriores de tu hogar es la forma mas rápida y fácil de “remodelar” ya que poniendo color aquí y allá puedes resaltar detalles de tu casa u ocultar otros y casi casi estrenar fachada sin necesidad de obra, albañiles y polvo.

Pero no es la única razón por la cual debemos pintar nuestro hogar. La pintura es el acabado final de los muros exteriores y nos ayuda a proteger la construcción.

Es por esto que es importante elegir productos de buena calidad, durables y bueno, por supuesto bonitos.

Poner atención a la pintura de la casa es cuidar la construcción no solo se trata de decorar Click To Tweet

¿Qué es una pintura de buena calidad?

Hay algunos puntos que cuidar para saber si la pintura es de buena calidad.

Que sea lavable.

Esto es importante porque así puedes eliminar manchas sin tener que volver a pintar. Además toma en cuenta que en el exterior los colores van cambiando por estar expuestos a la luz directa del sol, así que no debes pintar sobre las manchas, es mejor lavarlas y si vas a repintar hazlo en áreas completas para que no se vea manchada tu casa.

Rendimiento.

El rendimiento es la cantidad de metros cuadrados que alcanzas a pintar con un galón de pintura (o litro o cubeta, dependiendo la presentación que vayas a comprar). Para que tengas un parámetro 38 metros cuadrados por galón (4 litros) es un rendimiento adecuado.

Durabilidad

Es importante que la pintura dure y que no se deslave a la primera lluvia o que se decolore en la primera tarde de verano.

Rendimiento, durabilidad y que la pintura sea lavable son características de una pintura de calidad Click To Tweet

Consejos a la hora de elegir la pintura

Revisa estos datos de calidad en las diferentes marcas que tengas disponibles y haz la mejor elección.

Yo prefiero las pinturas de línea vs los colores igualados, ya que en el momento que necesites pintar de nuevo sabes que puedes conseguir el mismo color.

Revisa siempre el envase de la pintura y elige el que este bien cerrado y en buenas condiciones.

Usa sellador siempre. El sellador lo que hace es cubrir y sellar grietas que pueda haber en el acabado y con esto evitas filtraciones. Es importante aclarar que el sellador no es la solución a grandes fisuras, sino a las pequeñas fisuras y la porosidad del acabado, sobretodo en acabados rústicos.

El uso del sellador es especialmente importante en acabados nuevos que no han sido pintados con anterioridad ya que ahorra pintura. Por lo general, los acabados nuevos absorben mayor cantidad de pintura por la porosidad, sellarlos antes te ahorrará pintura.

Hablando sobre el color

Los tonos brillantes se decoloran mas rápido, sobretodo si están expuestos a la luz directa del sol.

Los colores claros reflejan el calor manteniendo mas fresco el interior y lo contrario pasa con los colores obscuros que absorben el calor.

Recuerda que los colores de los muestrarios son aproximados y están pintados sobre papel, que no es lo mismo que hacerlo sobre un acabado de construcción.

El tono del color es afectado por:

El material sobre el cual se va a pintar: No es lo mismo pintar sobre un zarpeo que es gris que sobre el estuco blanco, o sobre un acabado rústico o uno afinado. El color de la pintura puede verse un poco mas obscuro o claro dependiendo de la rugosidad y el color del material, así como de la absorción que tenga este.

El color anterior del muro: Si el muro ya tiene un color obscuro y vas a cambiarlo por uno claro vas a necesitar mas manos y quizá hasta una base blanca. Si el color anterior es azul y ahora quieres un rosa, es posible que se vea un tono un poco hacia el violeta.

La combinación de colores que uses: Los colores que pongas juntos se afectan mutuamente y no hay mejor ejemplo que el verde si lo usas con colores cálidos (naranjas, amarillos, rojos) tenderá a verse cálido y si lo usas con colores fríos (azul, violeta), frío se verá.

Sombras y luces: Dependiendo si al muro que pintarás le da sombra o luz directa el colore se verá diferente, así que tomarlo en cuenta.

Así que los muestrarios solo son para que te des una idea, pero si puede variar.

Si tienes dudas sobre el color siempre puedes comprar un cuarto de litro y hacer pruebas en casa aplicando la pintura sobre el muro que vas a pintar en un “pedacito”, así verás el tono real.

Tres consejos finales

Es muy importante seguir las instrucciones del fabricante en cuanto a si la pintura se diluye o no y en que proporción, así como en la elección del método de pintura (brocha, rodillo o pistola de aire) y el tipo de material a pintar (muros de concreto, yeso, block, madera, herrería, etc.)

Las sustancias de las que están hechas las pinturas no siempre resisten el almacenamiento, así que es mejor hacer un buen cálculo de la pintura necesaria y solo comprar lo que vayas a necesitar. Si te sobra un litro puedes usarla para retoques después, pero es mejor que no te sobre mucha y que luego tengas que tirarla. Si te sobra mucha regálala, dónala, pero no la guardes para que se eche a perder.

Agrega el sellador a la primera mano de pintura de esta forma sellarás el muro y dando la primera mano en un solo paso y luego solo tendrás que dar una segunda mano.

¿Tienes alguna pregunta? Deja tus comentarios

Besos

firma

Facebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *