Mi casa, nuestra casa, nuestro hogar

3 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 2 Email -- LinkedIn 1 3 Flares ×

Mi casa,

Cuando te casas mi casa deja de ser mía y se convierte en nuestra y cuando tienes hijos es el momento perfecto de convertirla en un hogar, si es que no lo has hecho antes.

La casa donde vivimos es casa de todos los que habitan en ella y es importante que todos y cada uno de los miembros de la familia lo sepan y lo sientan de esa manera.

Para nuestros hijos pertenecer a la familia es un sentimiento necesario que ayuda a su auto estima.

Sin embargo, no se trata solo de decirlo, sino de que sea una realidad. Es por eso que siempre insisto en tomar en cuenta a todos los miembros de la familia cuando elegimos la decoración del hogar, y no solo eso, sino cuando organizamos las cosas que tenemos también es importante tomar en cuenta a todos los miembros de la familia.

Para los adultos llegar a casa es maravilloso, es llegar al oasis prometido. No importa que tan complicado estuvo en día: trabajo, vueltas, pagos, compras, lo que sea que hagas en la calle, llegar a casa y poder descansar, ponerte cómoda, comer algo rico o tomar algo refrescante es sentirte en casa, sentirte protegida y a salvo. Los niños deben ser incluidos de este sentimiento.

Para los adultos llegar a casa debe ser maravilloso, para los niños también Click To Tweet

Si quieres que tus hijos cuando sean muchachos jóvenes quieran llegar a casa y se sientan protegidos, apapachados y queridos, debes empezar desde que son pequeños.

Tus hijos merecen un lugar en donde se sientan bienvenidos, cómodos, tomados en cuenta porque son personas importantes que cuentan y que son parte de la familia y de la casa.

Tus hijos merecen tener espacios en casa adecuados para su edad y su estatura, con las posibilidades de satisfacer sus necesidades de alimento, descanso y de juego.

¿Qué les gusta hacer a tus hijos? ¿Tienen el espacio adecuado para hacerlo?

Revisa la respuesta a estas preguntas y si la respuesta es no, entonces debes hacer algunos cambios en casa para que así sea. Muchas veces esos comportamientos a los que algunas personas llaman “travesuras” no son mas que la curiosidad de los niños satisfecha en espacios no adecuados para hacerlo.

Te pongo algunos ejemplos.

Si tu hijo pinta las paredes, quizá lo que necesites es colocar papel sobre algún muro para que pueda hacer su arte y las paredes queden sin pintar, pero el niño pueda saciar su curiosidad y necesidad por hacer un mural.

Una vez alguien me contó que cuando era pequeña cortaba las cortinas de su casa y elegía la parte que quedaba atrás de los muebles (para que no la regañaran). Lo que ella buscaba era hacer vestidos a sus muñecas. ¿Travesura? o falta de un espacio y material para poder diseñar y coser ropa de muñecas.

A mi hijo le encanta jugar con agua y en verano siempre le pongo una alberquita infalible para que juegue todo lo que quiera, pero cuando no la hay porque no es temporada, muy seguido me lo encuentro “lavando” el baño, es decir, mojando paredes y muebles sanitarios con el agua del lavabo. Yo lo traduzco como esa necesidad no satisfecha, de jugar con su elemento favorito: el agua.

La invitación es a adecuar nuestras casas de tal manera que nuestros hijos sean parte de ellas y puedan satisfacer sus necesidades plenamente sin ganarse un regaño que es mas una incomprensión de su mundo. Mi hijo dice que hay adultos que no entienden el mundo de los niños y creo que tiene razón.

Adecua tu casa para que tus hijos la disfruten como tu lo haces Click To Tweet

Yo soy formadora de la Pedagogía Blanca y cuando tomé el curso aprendí un montón de cosas que aplico en casa con mucho éxito.

Te comparto 10 ideas sobre organización, que hacemos en casa, para hacer que mis hijos se sientan tomados en cuenta.

1- Platos y vasos de tu tamaño.

Colocamos platos y vasos de su tamaño en donde ellos puedan tomarlos y usarlos cuando necesiten. Además a mi hijo le encantan los popotes, así que procuro tener popotes de colores en casa.

2- De la misma manera dejo “snacks” a su mano para que se sirvan si tienen hambre.

En casa tenemos 2 formas de hacer esto.

Este tip me lo compartió una amiga: gracias, Lulú, por compartir conmigo esto, te admiro y te quiero.

Tenemos un molde para hacer 6 cupcakes (magdalenas) y lleno cada espacio con un snack (pepino partido, zanahorias, cacahuates, cereal, etc) y así puede comer cuando tenga hambre y puede elegir entre una variedad de 6 opciones.

Además tiene a la mano cosas que prepararse, por ejemplo un pan con crema de avellanas o cacahuate, algo que le guste.

También es importante que tengan agua para que tomen cuando tengan sed.

3- Conocer sus gustos es vital

Para todo esto es importantísimo conocer sus gustos y sus intereses, por que si no les gusta dibujar y tu les tienes material de dibujo va a ser un completo fracaso.

Si les gusta pintar y dibujar, ten material a la mano, todo aquél que necesiten y que tú estés dispuesta a que usen ¿para que poner marcadores indelebles si te vas a sentir estresada y vas a estar de mal humor cuando lo usen?

Si les gustan los murales, ten en el patio (jardín, terraza, etc) un espacio para que pinten en un muro o haz una pizarra para que puedan hacerlo libremente.

Si les gusta cantar y bailar, ten un equipo que sea fácil de manejar y que les permitan hacerlo sin estrés. Un espejo para que vean como bailan y cantan es una excelente idea.

Si les gusta diseñar ropa para las muñecas, dales retazos de telas, agujas de plástico o alguna otra forma de poder “coser”, tijeras, velcro con pegamento para poder cerrar los vestidos, cuentas, lentejuelas etc para decorarlos, pegamento.

Si les gusta el agua, una alberquita inflable, una pared de laberintos para agua o algo parecido es buena opción.

Si son gamers, pues una consola o una computadora.

Como te decía, todo depende de lo que le guste a tus hijos.

4- Material que usen a la mano.

Mi hijo ha pasado por varias etapas, en algunas ha creado arte con crayones de cera, a veces prefiere marcadores. Así que siempre tiene a la mano material de dibujo, hojas, tijeras, cinta adhesiva (celo), pegamento (cola), pegamento con brillos y otro material que le gusta y que si se mancha es fácil de quitar.

5- Ropa adecuada y a la mano

Este punto me parece muy importante, porque estar peleando sobre si se mancha o no la ropa es desgastante e inútil. Nosotros tenemos ropa para salir (que coloco en la parte alta del closet o armario) y la ropa “de diario”, que es ropa barata y que puede usar, manchar, romper, etc, es decir, lo que le pase a la ropa cuando juega es indiferente, lo importante es que se divierta.

Cuando era niña en casa era un pleito si quería cambiar mi ropa, porque ensuciaba de mas y luego había que lavarla. Yo decidí que no iba a tener esos episodios con mis hijos.

Ellos puedan elegir que ponerse, pero en casa voy un poco mas allá y mi hijo puede decidir cuando ponérselo porque tiene la ropa a la mano, así que si siente mucho calor va al closet (armario) y se cambia el pantalón por un short o se pone calcetines si tiene frío. No “castigo” de ninguna manera el querer cambiarse de ropa y ¿quien lava? lava la lavadora, no me causa conflicto.

6- Adecua la casa para que no se lastimen.

La seguridad de nuestros hijos es muy importante. Olvídate del jarrón de cristal que tienes en la mesita de la sala o de los manteles o carpetas que usas. Si tu hijo puede jalarlo y romperlo o lastimarse, pues es hora de retirarlo.

En casa el mueble donde esta la televisión tiene unos cajones con unas molduras de metal (que, por cierto se ven lindísimas) que hemos tenido que retirar (desatornillar) para evitar que el bebé se pegue con ellas, ya lo habíamos hecho antes con mi hijo mayor y ya las volveremos a colocar de nuevo.

Protege los contactos con tapas para ello.

La idea es que ellos sean libres de explorar los espacios y tú estés tranquila para que se los permitas.

7- Explicarles como funciona la casa, pero no esperes que hagan todo

El que tus hijos, por pequeños que sean, sepan la mecánica del funcionamiento de la casa es importante. Donde guardas las cosas, que rutinas de limpieza tienes, etc.

Con esto no me refiero a que los obligues a hacer las rutinas contigo o a que si se las dices las vayan a hacer. Pero he visto como cuando viene alguien de la familia o amigos a casa y preguntan algo, mi hijo se siente orgulloso de poder responder donde se guarda o que procedimiento se sigue, es decir, se siente parte de la casa, conoce la familia a la cual pertenece.

8- Espacio de de crear

Cambia el espacio “para pensar”, que no sirve de nada, por espacios para crear. ¿Crear con que? con lo que a ellos les guste: plastilina, legos, papel, pintura, tela, pierdas, con todo lo que tengan a la mano.

9- Espacio para pintar muros: mural y pizarrón

Hacer arte para mi es importante y mi hijo ha tenido etapas en las que también lo es para él. Una ocasión le propuse pintar un muro en el patio y fue todo un éxito, lo disfrutó muchísimo, pintó con manos y pies.

Además, el día que necesite seguir pintando tenemos un pizarrón en uno de los muros del patio, así que ahí es permitido y alentado que pinte en la pared.

10- Espacio para desfogar energía.

Mi hijo tiene muchísima energía, le encanta correr, saltar y estar en movimiento. Nuestra casa no es grande, así que para que desfogue toda esa energía, además de las actividades en el parque tenemos una aplicación en el iPad para bailar y una cama elástica en el patio para saltar y créeme que pasa mucho tiempo saltando y saltando.

10 ideas para que tus hijos se sientan cómodos en su propia casa Click To Tweet

Nada de esto sustituye tu presencia, no se trata de que no te pares del sillón.

Tener hijos es igual a atenderlos y procurarlos, sobretodo cuando son pequeños, pero no están excluidos a ninguna edad o ¿no disfrutas cuando tu mamá te hace el guacamole que mas te gusta? y a tu edad te lo sigue haciendo, ¿no?

El que ellos tengan cosas a la mano no quiere decir que vayan a hacer todo solos, per si que tienen la opción de hacerlo. Seguramente mil veces o mas les servirás agua o los vestirás, per ellos sabrán que viven en SU casa y que son parte importante de SU familia y su hogar.

Haz las cosas por ellos con una sonrisa. Se trata de hacer que se sientan en casa y que los espacios están adaptados para ellos, crecen en un santiamén y su autoestima y la relación tuya con ellos perdurará y será fuerte. Eso es importante.

Estamos hablando de organizar y decorar la casa incluyendo a tus hijos, pero no les pidas lo que no es para su edad. ¿Recuerdas lo que tu madre te decía todo el tiempo? Recoge la ropa, que te cuesta recoger, ya eres grande hazlo tú… de la misma manera en que te sentías, ahora se sienten tus hijos, si quieres hacer las cosas diferentes, obsérvate y hazlo diferente.

Vive feliz con tus hijos que eso se siente y es lo que te hace volver a los lugares o sentirte verdaderamente parte de ellos.

Te dejo besos

firma

Facebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *