Cuando la ayuda que tienes no es la que necesitas

Cuando la ayuda que tienes no es la que necesitas

Si tienes ayuda de cualquier tipo, pero te has dado cuenta que no es la que realmente necesitas…

Cuando tienes ayuda para algo, cualquier cosa. Puede ser para la casa, para el trabajo, no importa. Sucede, a veces, que no es la que realmente necesitas. Puede haber varias razones por las que llegaste a este punto. ¿Te ha pasado?

Quizá antes si necesitabas esta ayuda que recibes. Pero conforme ha pasado el tiempo tus necesidades han cambiado.

Este caso es super común cuando los hijos van creciendo. Quizá el principio la ayuda que requerías era alguien que cuidara a tu hijo mientras te bañabas. Pero ahora, las cosas han cambiado, tu hijo ha crecido. Quizá ahora te bañas con él y la ayuda que necesitas es que alguien lo reciba mojadito y lo seque y cambie mientras tú haces lo mismo, pero para ti misma.

Quizá la persona que te ayudaba antes no era de tanta confianza como para meterse al baño a sacar a tu hijo mientras tú también te estas bañando. Las situaciones cambian y es posible que tengas que cambiar de ayudante.

Aunque quizá no sea tan íntima la situación. Quizá la ayuda se refiera a hacer la comida o trapear los pisos. Muchas veces las situaciones cambian y la ayuda debe cambiar también.

Cada persona ofrece lo que puede dar.

Esto es muy importante. Nadie te va a ofrecer algo que no pueda dar. Pero que no tenga los recursos (económicos, emocionales, materiales, etc) no quiere decir que no te ofrezca la ayuda que puede dar desde su corazón y que lo haga con todo su amor. Sobretodo si estamos hablando de una ayuda no pagada.

Por eso, si te sucede, agradece la ayuda. Sin embargo, si no la necesitas no la tomes. Pero siempre se cortés.

También te interesa: Crea y establece rutinas

Cuando la ayuda si es lo que necesitas, pero hay que hacer ajustes.

Es importante saber si esta es tu situación. Porque si lo piensas, la ayuda que recibes si es la que requieres, en tiempo y forma. Y además, la persona es la adecuada para ayudarte. Pero sería mejor si… se hace un pequeño cambio.

Y en este punto me refiero a una ayuda pagada. Tu muchacha es lo que necesitas, lo sabes, pero sería mejor si llegara mas temprano o mas tarde, o si barriera la cocina después de comer y no antes… y así infinidad de situaciones.

Si logras darte cuenta que este es el problema, solo es cuestión de revisar los procesos. Y déjame decirte que en todas las empresas así se hace o debería de hacerse. Cada cierto tiempo se revisa que se llevan a cabo los procesos y que se hagan de la forma en que “debe ser”.

Bueno, igual en tu casa. En este momento en mi casa debo revisar con la muchacha que me ayuda la forma en que tiende la cama. Yo el enseñé a ella a tender camas el día en que llego… y eso es hace 3 años y medio. Ahora por comodidad, porque las cosas se olvidan, porque dentro de la rutina, a veces, cambias las cosas… necesitamos volver a tender la cama juntas para rectificar la forma de tenderla.

Y sé que puedes decir que son meros detalles, pero son detalles que hacen la diferencia. Al menos en mi caso si la hacen.

Lo mismo sucede con el lugar donde se guardan los utensilios de cocina o los recipientes de plástico. Para mi es momento de rectificar algunas rutinas y formas de hacer las cosas.

Así que cuando la ayuda no es la que necesitas….

Dilo. Sé amable. Enseña que es lo que si necesitas. Revisa procesos y rutinas. Si la persona puede darte esa ayuda, seguro que te lo dirá. Pero si no es posible, entonces, debes seguir tu camino y buscar quien si pueda ayudarte.

cuando la ayuda que tienes no es la que necesitas

Tienes ayuda en casa, pero ya no es la que necesitas. Haz los ajustes pertinentes. Click To Tweet

¿Tienes una experiencia similar? Cuéntame en los comentarios

Te dejo besos

Yuria Prospero

 

4 comentarios en “Cuando la ayuda que tienes no es la que necesitas

  1. Viole

    Hola amiga me gusto mucho lo q dijiste del acompañar y como madres siempre estamos acompañadas yo estoy con dos bebés hermosos q paso el día con ellos haciendo de todo y cuando están dormidos el silencio ya me parece raro ..estoy en la etapa de estar con ellos y para ellos pero se q la etapa para estar más con.igo misma llegará algún día y x eso trato de disfrutar mi maternidad y no andar apurada me gusta ser mamá es mi vocación y hay q vivir las etapas claro sin monótona muchos besos para ti también

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *