Limpieza a vapor

Limpieza a vapor, ¿sabes lo que es?

¿Y tú, has apostado ya por la limpieza a vapor?


La limpieza a vapor cobra más popularidad cada día. Se realiza a través de un limpiador a vapor, en cuyo interior, se calienta agua hasta 90 grados. De esta forma, el vapor saldrá a presión, y a cuanta más presión, más poder de limpieza.

Este tipo de limpieza ha ido ganando terreno no solo por su profundidad. Sino también por su versatilidad. Ya que cuenta con muchas funciones para limpiar, desinfectar, retirar el polvo, o quitar la grasa de la cocina.

¿Qué es un limpiador a vapor?

El limpiador a vapor es un invento de principio de la década de los ochenta. Este sistema tenía como fin ablandar y desincrustar la suciedad, antes de poder retirarla con el aspirador. Con el tiempo se fueron añadiendo accesorios, de forma que la limpieza pudiera ser más precisa, alcanzando cualquier rincón posible.

El proceso consiste en emplear el limpiador a vapor, para posteriormente limpiar con un accesorio, por ejemplo un paño o una funda de rizos. Depende en todo caso del material que se desee limpiar. Aunque el vapor termina secándose por sí mismo, conviene secarlo con un trapo. Porque la utilidad del vapor es desincrustar la sociedad, pero no recogerla.

limpiador a vapor

Mantenimiento de este sistema de limpieza

Respecto al mantenimiento de este instrumento, hay que prestar especial atención al calderín que contiene el agua, ya que se trata de la parte más importante, y de la más débil a su vez. Lo cual se debe a que, en función del agua que se utilice en casa, se puede acumular cal, obstruyéndose así los conductos del limpiador.

Diferentes accesorios para diversas superficies

Al igual que ocurre con los demás productos de limpieza, todas las superficies no resultan iguales, por lo que no todas han de tener el mismo tratamiento. Hay que disponer de un juego de accesorios completo para la máquina, adecuados para cada tipo de material.

Hay que tener en cuenta que no tiene nada que ver la limpieza de una mesa, por ejemplo, que la de la tapicería. Por ello, aunque los accesorios puedan ser entendidos como algo suplementario, son realmente instrumentos fundamentales, que se deben utilizar siempre.

Poder contar con diferentes accesorios es sin duda de lo más ventajoso. Ya que cada uno de ellos ahorra tiempo, agua y energía, al estar indicados para darle un uso concreto. Se distingue también el tipo de vapor que se debe aplicar sobre un material u otro. Por ejemplo, en ciertos elementos, como las juntas de goma o el parqué, el vapor se debe secar sobre la marcha, para que estos materiales no se deformen. En caso de que el equipo cuente con regulador de velocidad, habrá que utilizar la mínima disponible.

Ventajas de utilizar un limpiador a vapor

Entre las ventajas que supone el uso del limpiador a vapor, sin duda alguna una de las principales es la posibilidad de limpiar los ácaros, terminando así con los alérgenos que, de otra manera, no se podrían retirar, ya que son invisibles. A lo que hay que añadir que no hay que utilizar muchos productos de limpieza, que resultan nocivos no solo para el organismo, sino para el medio ambiente. De forma que este sistema es especialmente ecológico.

¿Que te ha parecido la limpieza a vapor?

limpieza a vapor

Nota aclaratoria: Este es un artículo patrocinado y escrito por un tercero.

10 comentarios en “Limpieza a vapor, ¿sabes lo que es?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.